El Festival de Cannes y toda la excelencia artística dentro de él

El Festival de Cannes, cuya próxima edición despega hoy, acogerá a Don Quijote, el regreso de Lars von Trier y evocará el Mayo del 68. A continuación algunos apuntes del certamen cinematográfico más influyente del mundo.

El Mayo del 68: Godard, Saura y Cohn-Bendit en el Festival de Cannes

Este año se cumplen 50 años del Mayo del 68, la revuelta estudiantil en París que removió los cimientos de la sociedad francesa. Aquellas protestas fueron la única ocasión en la que se interrumpió el certamen francés en sus 70 años de vida.

En solidaridad con las protestas en París, un grupo de realizadores, entre ellos Jean-Luc Godard, François Truffaut, así como Roman Polanski y Louis Malle, decidieron suspender el festival cinematográfico. Polanski y Malle eran ese año miembros del jurado.

El certamen mostrará este año “Peppermint frappé”, la película de Carlos Saura que aquel año concurría por la Palma de Oro y que nunca se llegó a mostrar allí.

Festival de Cannes lo traducimos a la excelencia

Esta proyección es uno de los pocos eventos para conmemorar el aniversario de la revuelta. Además, en un indiscutible guiño a aquellos acontecimientos ha sido invitado a la competición Jean Luc Godard, el legendario cineasta de 87 años, que estrenará “Le Livre D’Image”.

Asimismo, uno de los líderes de aquella rebelión, Daniel Cohn-Bendit, dirige junto a Romain Goupil, también protagonista del Mayo del 68, el documental “La Traversée”, en el que se muestra un “mosaico” de la Francia actual.

Lars vonTrier deja de ser “persona non grata” en el Festival de Cannes

El danés Lars von Trier es uno de los directores más virtuosos de su generación, pero también uno de los más provocadores. Hace siete años, cuando presentó a concurso “Melancholia”, le preguntaron por sus raíces germanas y el director comenzó diciendo que al principio creía que era judío, pero que luego supo que no lo era y que su familia era “nazi”.

Sin venir a cuento, siguió hablando de Hitler y aseguró que entendía al dictador. “Veo que ha hecho algunas cosas mal, pero creo que entiendo un poco al hombre. Aunque no se pueda decir que es un buen tipo”, añadió el director, que cuando vio que se había enredado se preguntó: “¿Y cómo salgo ahora de esta conversación?”.

Esas palabras lo condenaron. Fue declarado “persona non grata” en Cannes, algo que nunca antes se había dado. Aunque el director se disculpó, no ha vuelto a pisar el certamen francés. Y si bien ahora regresa, no lo hace por la puerta grande en la competición. Von Trier, que ya tiene una Palma de Oro (“Dancer in The Dark”), mostrará fuera de concurso “The House That Jack Built”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *