Reunión con Google en Cuba pero ¿y el internet para cuándo?

El ministro de Comunicaciones de Cuba, Maimir Mesa Ramos, prometió que los cubanos disfrutarán de “acceso universal a internet”, pero dijo que esto será cuando haya “posibilidades”, informa la prensa oficial de la Isla.

El Gobierno tiene la “voluntad de desarrollar internet”, aunque siempre “de acuerdo con nuestras posibilidades”, ya que el país arrastra una “insuficiencia de infraestructuras”, dijo Mesa.

Atribuyó parte de esos problemas al embargo de Estados Unidos, informó EFE. Sin embargo, La Habana ha rechazado varias propuestas para mejorar la conectividad de la Isla.

¿Y el internet para cuándo?

Mesa habló en el inicio del IV Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones, que reúne hasta el viernes a autoridades de los sectores público y privado con el objetivo de sentar las bases políticas para el avance de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en la región, según los organizadores.

El funcionario aprovechó para referirse al principal temor del régimen: que internet acabe convirtiéndose un “instrumento” para su “desestabilización”.

El Gobierno tiene “el objetivo específico de desarrollar la infraestructura de las telecomunicaciones (…) para lograr el acceso universal y el uso productivo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)”, dijo el ministro en el Congreso, que se realiza en Varadero.

Cuba: un país sin conectividad a internet

Cuba es uno de los países más atrasados del continente en cuanto a conectividad. Solo 4,5 millones de ciudadanos (alrededor del 40 por ciento de la población) pueden acceder a internet, según datos del Gobierno, y aun así lo hace de manera limitada, debido a restricciones y costos.

El régimen bloquea sitios que considera dañinos para sus intereses. Mesa dijo que las autoridades de la Isla creen que internet debe ser una “herramienta para lograr el desarrollo económico, promover la paz y el conocimiento, erradicar la pobreza y la exclusión social”, pero la limitación del acceso impuesta a los cubanos contradice todos esos supuestos objetivos.

El ministro dijo además que la red no debe convertirse en “un instrumento para promover la guerra, el terrorismo, el intervencionismo, la desestabilización, la subversión y el unilateralismo”, argumento que La Habana utiliza con frecuencia para intentar desacreditar las críticas que recibe por la restricción de libertades como la expresión.

Fuente: CubaSí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *