Nuevas disposiciones para el trabajo por cuenta propia en Cuba

El gobierno cubano ha anunciado este lunes en sus canales de prensa oficiales la implementación de “20 normas legales agrupadas en varios decretos, así como 14 resoluciones complementarias” para regular el ejercicio del trabajo por cuenta propia en la Isla.

Amparadas en la Ley No. 113, Del Sistema Tributario y nacidas para reducir las “desviaciones relacionadas, fundamentalmente, con la utilización de materias primas de procedencia ilícita, así como el incumplimiento de las obligaciones tributarias y la subdeclaración de ingresos” -según información publicada en el oficialista Cubadebate- se introdujeron adecuaciones tributarias, recogidas en la Gaceta Oficial Extraordinaria No. 35. de este martes 10 de julio.

Pese a que la viceministra primera de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), Marta Elena Feitó Cabrera, ha reconocido que el trabajo por cuenta propia ha incidido en “el reordenamiento laboral y la reducción de plantillas infladas en el sector estatal y, a su vez, ha contribuido gradualmente a liberar al Estado de algunas actividades productivas y de servicios no estratégicas para el desarrollo del país”, ha incrementado la oferta, mejorado la calidad de los servicios, y el pago de los tributos; surgieron -aclara la vicetitular del ramo- las referidas desviaciones que llevaron a la suspensión temporal en 2017 de nuevas autorizaciones “de 27 de las actividades aprobadas” y han desembocado en las nuevas normativas para el ejercicio de estas actividades.

Dentro de los principales acápites y puntos recogidos en las nuevas regulaciones se incluyen:

Regímenes de tributación, cuotas mensuales y gastos deducibles para las actividades que se agrupan

“De las 123 actividades que quedaron aprobadas luego de la reagrupación, 52 aportarán por el Régimen General y 71 lo harán por el Simplificado, el cual consiste en el pago mensual de una cuota consolidada”, informó Granma.

La couta mínima en la capital se incrementa en 41 de las actividades integradas y en el resto del país a 20 de ellas. “Dichos incrementos van de cinco a 360 pesos, aunque en el último rango apenas se localiza el 2% de los TCP.”

Paralelamente se disminuyen “las cuotas mínimas a 39 actividades y solo a 22 en La Habana”.

En el caso de los contribuyentes que causen baja y se reincorporen posteriormente “a la misma actividad u otra de similar alcance” en un plazo inferior a 24 meses “se les fijará, de acuerdo con el directivo, la cuota que tenían antes de la cancelación”.

Impuesto por la utilización de fuerza de trabajo para el trabajo por cuenta propia

Según el Director general de Política Fiscal del MFP la principal novedad en este punto es la eliminación de “la exoneración del pago de impuestos por la contratación de hasta cinco trabajadores, y a su vez se ajusta la base imponible mínima para el pago de este impuesto, cuyo tipo impositivo continúa siendo del 5 %”.

Fuente: Cubadebate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *