Obras del cineasta cubano Tomás Gutiérrez Alea en el corazón de Hollywood

Los demonios cubanos de Tomás Gutiérrez Alea volvieron a cobrar vida en una pantalla este viernes en pleno centro de Hollywood. La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas y la Cinemateca de Cuba presentaron en Los Ángeles dos obras clave del director más famoso de Cuba, restauradas y salvadas de un deterioro que amenazaba con hacerlas desaparecer para siempre.

El proyecto es parte del esfuerzo de la institución cubana por buscar colaboraciones internacionales para preservar sus archivos.

Las obras de Tomás Gutiérrez Alea

Una pelea cubana contra los demonios (1972) y Los sobrevivientes (1979) lucieron en la pantalla del centro Mary Pickford, sede del Archivo de la Academia, con copias nuevas y restauradas fotograma a fotograma. La presentación del viernes contó con la presencia del historiador del cine y director del Archivo de la Cinemateca de Cuba, Luciano Castillo, la actriz Mirtha Ibarra, viuda de Gutiérrez Alea, el director de fotografía de las dos películas, Mario García Joya, y el director de la Academia, John Bailey.

“Este año se cumplen 90 años del natalicio de Gutiérrez Alea y lo de esta noche es el homenaje que rinde la Academia a este maestro del cine iberoamericano”, explicaba Castillo a EL PAÍS antes de la presentación. “Es el maestro. Su obra trasciende Cuba. Fue un visionario y estoy muy agradecida de que todas estas obras se rescaten, porque algunas estaban en muy mal estado”, dijo Mirtha Ibarra.

Falta de condiciones para preservar las obras cinematográficas

Castillo cita la falta de condiciones adecuadas para las obras en Cuba hasta hace muy poco como la causa del deterioro. Además, la humedad y el calor hacen especialmente vulnerables los fondos del archivo cubano. “Ahora se ha trasladado todo el archivo a un lugar con muy buenas condiciones y están bien resguardadas”, asegura, pero el daño ya está hecho.

Cuando Hollywood se ofreció a hacerse cargo de la restauración de las obras, Una pelea contra los demonios “no se podía ni proyectar”, afirma, “ni siquiera había un DVD para poder verla”. Una de las películas más importantes del cine cubano estaba en riesgo de desaparecer físicamente, amenazada por los hongos.

El viernes proyectaron en el corazón de Hollywood “Una pelea contra todos los demonios”

El viernes, se vio impecable en una pantalla de Hollywood, sin un solo ruido en la imagen, con buen contraste y un sonido poderoso que permitía entender cada palabra de las asombrosas interpretaciones de la película.

El proyecto para restaurar estas dos obras partió del Archivo de la Academia de Cine. Las latas llegaron a Estados Unidos tras un viaje a Cuba de Peter Docter (Inside out) para dar una charla sobre animación. Docter se trajo las latas (más de 50, entre negativos y copias) en el primer vuelo directo inaugurado entre La Habana y Los Ángeles, en diciembre de 2015. Ese vuelo ya no existe, debido al cambio político en Estados Unidos, que ha revertido el acercamiento entre los dos países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *